Mapeando

Social Media Traveling… and checking-in

Cinco consejos para planear una perfecta huida de Londres

| 0 comments

El 10 de marzo llegamos a un Londres pre-olímpico para celebrar el cumpleaños de nuestro amigo Luisito.

Cinco consejos para planear una perfecta huida de Londres

El viaje venía precedido, como es habitual, de una noche con pocas horas de sueño, una carrera hasta la estación de tren y del acento británico de un amable responsable de acceso al Eurostar Bruselas-Londres, que, al recoger nuestros billetes, nos espetó: ‘So… you missed your train’. Íbamos en hora, pero no pudimos pasar.

Primer consejo: Tened en cuenta que el acceso al área de espera de cualquier tren Eurostar cierra 30 minutos antes de su partida, como la facturación y embarque de un aeropuerto.

Nuestro recibimiento no pudo ser mejor. El anfitrión tenía ansias de explorar nuevos lares y ánimos de huir de la city para celebrar su aniversario. Los trenes se presentaron una opción poco asequible y demasiado rígida. Así que, tras llenar el estómago en un buffet hindú en Paddington y como si fuéramos unos cacos salidos de una película con poco presupuesto, ‘secuestramos’ al cumpleañero con un Ford Ka alquilado (o vehículo diminuto asimilado) rumbo a un paradero desconocido.

Segundo Consejo: El transporte es caro y las casas de alquiler de coche cierran pronto (como todo allí). Si te planteas huir de Londres un sábado por la tarde, la última oficina en cerrar es la de AVIS en Victoria Station

Reconozco ser algo disléxico: siempre me ha costado diferenciar con rápidez la derecha de la izquierda. Os podéis imaginar que mi experiencia como copiloto en UK fue de lo más estremecedora.
Ni siquiera con GPS y una efímera luz de día conseguimos librarnos de los casi 50 minutos que nos tomó salir de la capital del reino. Los tramos de vía afectados por cortes, las desviaciones forzosas y nuestra indesición acerca de la ciudad de destino, nos llevó a un constante baile entre la M4 (autovía que lleva a Bristol), y la M3 (que desemboca en Southampton). Para nuestra sorpresa, estas dos vías forman un triángulo en el que se encuentran algunos de los iconos más recomendables para una visita fugaz:

Tercer consejo: Entre las carreteras M3 y la M4 está todo lo importante. Si las obras de salida de Londres te desvían de tu objetivo, no te preocupes, el destino te acabará haciendo llegar a una u otra por ciencia infusa.

Sin apenas luz y tras horas de escuchar pop en (absolutamente) todas las las emisoras de radio británicas, llegamos a Bournemouth. La ciudad, muy bien cuidada y aparentemente turística por el gran número de chalets y pequeños edificios que habían sido reconvertidos en hoteles en otra época, no parecía tener muchas habitaciones vacantes a nuestra disposición. Nos costó (dinero, quiero decir), pero conseguimos  un alojamiento.

Cuarto consejo: No pienses ‘ya encontraremos alojamiento al llegar’. En Londres vive mucha gente desesperada por huir (sobre todo dirección sur). Adelantarse a ellos haciendo reservas de camino desde cualquier app móvil es una buena opción.

Hay algunos puntos que, por obvios, no llegan a ser reseñables (por ejemplo, observar que las tomas de corriente en el Reino Unido no son similares). Por experiencia propia, voy a incluir un quinto y último consejo que espero no os suceda.

Quinto y último consejo: Nunca usar el móvil como GPS consumiendo conexión de datos en itinerancia. Mejor preguntar o perderse: las consecuencias con vuestras compañías telefónicas de vuelta a vuestro país de origen pueden ser totalmente impredecibles.

Deja un comentario

Required fields are marked *.



Fatal error: Call to undefined method s2class_upgrade::get_usermeta_keyname() in /homepages/43/d385759358/htdocs/mapeando/wp-content/plugins/subscribe2/classes/class-s2-upgrade.php on line 292